Muerte en La Fenice – Donna Leon

Este fin de semana he tenido bastante tiempo para leer, así que durante la semana volveré a coger ritmo de publicación.

Helmut Wellauer, un famoso director de orquesta, muere en circunstancias sospechosas. Su cadáver es hallado en un camerino del teatro veneciano La Fenice durante el entreacto de la ópera que estaba dirigiendo. El caso cae en manos del comisario Guido Brunetti, quien tendrá por delante una ardua y peligrosa labor, ya que muy pronto la muerte de Wellauer presentará derivaciones inquietantes: aberraciones sexuales, oscuras referencias al nazismo y todo un muestrario de vilezas que constituyen la cara oculta del rutilante mundo de la ópera.

«El verdadero encanto de esta serie reside en el carisma de Brunetti y su apasionada identificación con el alma de Venecia.» The New York Times Book Review.

«Narrativa policiaca de la mejor.» Washington Post Book World.

«Donna Leon es una de las más interesantes damas del crimen.» Manuel Rodríguez Rivero, El País.

Anuncios
Published in: on 23 marzo 2009 at 10:02 am  Comments (3)  
Tags: ,

The URI to TrackBack this entry is: https://letrasennegro.wordpress.com/2009/03/23/muerte-en-la-fenice-donna-leon/trackback/

RSS feed for comments on this post.

3 comentariosDeja un comentario

  1. Ésta es la única novela que he leído de la señora Leon, y no puedo decir que me entusiasmara.

  2. Es uno de los primeros libros de Donna Leon que leí y, como a Noe, no es de los que más me gustó. Mi madre, a la que de vez en cuando le dejo libros de novela negra, me decía un día que no le gustan los protagonizados por Brunetti porque el culpable siempre acaba libre.
    Casi más que a Brunetti prefiero al comisario Montalvano (Hay veces que hablo de los protagonistas de las novelas como si fueran tan reales como sus autores.)
    Por cierto, gracias por el comentario y el enlace. Tenía pensado enlazarte; ahora, con más motivo.

  3. Noe: ¡qué le vamos a hacer! A mi Donna Leon me entretiene, y me gusten más o menos sus novelas siempre les encuentro cosas interesantes.

    Lammermoor: creo que precisamente esa es una de las cosas que me gustan de los casos de Brunetti, que son más o menos realistas y de temas sociales y políticos en los que el culpable casi siempre queda libre.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: